Los 10 errores más comunes en crochet

15 marzo 2020 No Comments

Vamos a abordar en este post los problemas más frecuentes que todo crocheter debe afrontar: la guía de los 10 errores más comunes en crochet.

Es hora de afrontar la verdad: nadie nace enseñado. Los errores son inevitables en crochet. Todos hemos pasado por aquí.

Es reconfortante saber que no somos los únicos que se niegan a contar puntos y más tarde lamentamos no haberlo hecho.

Como buenos crocheters, no estamos dispuestos a admitir errores, pero sí vamos a aprender de ellos.

Dejemos que los errores nos ayuden a crecer como crocheters. Debemos enmendar nuestros propios errores y aprender de los errores de los demás. Así podremos evitar problemas en el futuro.

Por ello he recopilado los 10 errores más comunes en crochet, aquellos que más frecuentemente solemos cometer cuando crocheteamos, así como la forma de evitarlos. ¡Allá vamos!:

1 La labor ser va estrechando cada vez más

…pero no has realizado disminuciones. Si te encuentras en esta situación, prueba a contar los puntos de la primera y de la última vuelta. Seguro que el número de puntos de la última vuelta es mucho menos que el de la primera vuelta.

Contar los puntos en cada vuelta es fundamental para garantizar el éxito de tu labor. Todo crocheter cuenta puntos y vuelve a contar. Ya conoces nuestro famoso dicho:

“No me hables, estoy contando puntos”

Crocheters del mundo
2 Los lados de tu proyecto son irregulares

Este es un error muy común que comenten todos los crocheters principiantes. Las claves que debes saber para evitar este problema son:

  1. Dónde trabajar la primera puntada de cada fila: el primer punto se teje en el primer punto de la vuelta anterior, no en la base de las cadenas iniciales.
  2. Dónde trabajar la última puntada: el último punto se trabaja en la cadena superior de la fila anterior.
  3. Cuántas cadenas trabajar al comienzo de cada fila: una fila de punto bajo se suele iniciar con una cadena; una fila de punto medio alto se inicia con dos cadenas; una fila de punto alto se inicia con tres cadenas.
3 La talla no corresponde

Antes de comenzar a tejer el proyecto, deberías tejer la muestra o gauge. Ya sé que el ansia por empezar a tejer tu labor te puede, pero este paso es fundamental para obtener la talla correcta y evitar males mayores. El gauge te permitirá seguir el patrón a pies juntillas y obtener el resultado prometido.

Para ello, teje el cuadro con el número de puntos y filas que indique el patrón. Si al finalizar no te coincide la medida indicada en el patrón, debes ajustar la tensión al tejer o bien probar con otra aguja (más grande si tu muestra es más pequeña, más pequeña si tu muestra es más grande).

Consejo: si no vas a usar el material indicado en el patrón, asegúrate de que la lana que empleas es similar al del patrón en grosor, de otro modo, el resultado no será igual que el del patrón. Si usas una lana mucho más gruesa, el resultado quedará más grande. Si usas una lana mucho más fina, el resultado será más pequeño. En este caso es muy importante hacer la muestra o gauge para ver cómo puedes adaptar el patrón a tu material, y para hacerte una idea de cómo va a quedar el resultado final en cuanto a textura y grosor.

4  labor queda muy apretada o bien muy floja o bien desigual

Este problema viene dado por la tensión que aplicas al tejer. Es muy importante mantener una tensión constante. ¡Tranquilidad! Esto se consigue con la práctica. Al principio será necesario tejer más despacio para prestar atención a la tensión aplicada.

  • Si tejes muy apretado, te costará deslizar el ganchillo por los puntos de la vuelta anterior.
  • Por el contrario, si tejes muy flojo, la labor quedará lánguida y descuidada
  • Si tejes unas veces fuerte y otras veces flojo, la labor quedará desigual.

Para solucionar el problema de la tensión aplica este truco: si tienes tendencia a tejer muy apretado, usa una aguja de mayor numeración. Si, por el contrario, tienes tendencia a tejer muy flojo, prueba a cambiar a una aguja de menor numeración.

5 No tejer correctamente los puntos

Todos los puntos de crochet están formados por dos hebras que forman una V (uve). El ganchillo debe insertarse cogiendo las dos hebras de la V. Un fallo muy común en crocheters principiantes es que insertan el ganchillo sólo en el bucle delantero, con lo que el resultado final no es el esperado. 

Hay una máxima establecida para abordar este punto: a no ser que el patrón especifique expresamente que hay que coger la hebra anterior o posterior, siempre hay que introducir el ganchillo en las dos hebras. ¡Así de sencillo!

6 el número de puntos NO TE CUADRA

De los 10 errores más comunes en crochet, este es uno de los más usuales. Al acabar una vuelta el número de puntos no te cuadra: hay que localizar la última vuelta correcta, deshacer hasta dicha vuelta y volver a empezar. Total: tardas una vida en terminar una vuelta.  

¡Ayúdate  con los marcadores! Son nuestros grandes aliados para marcar puntos cruciales en nuestra labor, por ejemplo marca dónde hay que hacer aumentos o disminuciones, marca el primer punto de un círculo, marca cada X puntos (diez, por ejemplo) para llevar mejor la cuenta, etc. Según los vayas usando, encontrarás dónde te resulta más útil emplearlos.

7 Te falta lana

Calcular mal la cantidad de hilo necesario es un error más común de lo que imaginas. ¡Es preferible comprar un ovillo de más! 

Pero te preguntarás: y por qué no voy a la mercería dónde lo compré y compro más? Espero que la suerte te acompañe, amigo… Debes saber que cada ovillo tiene un color y una tintada. Dos ovillos del mismo color y distinta tintada no son iguales. Si de primeras compras uno o dos ovillos de más podrás evitar el doloroso trance de tener que encomendarte a todos los santos que conozcas para que el cambio de tintada apenas se aprecie (ya te aviso que sería un milagro).

8 Abordar patrones por encima de tu nivel de destreza

Es divertido desafiarte a ti mismo y probar patrones por encima de tu nivel de habilidad. Pero si eres un crocheter principiante y tratas de abordar un patrón avanzado, solo conseguirás frustrarte. El crochet, como todas las habilidades, necesita tiempo para dominarlo.

Date tiempo para aprender y practicar.

Trabaja primero los patrones básicos y principiantes. Podrás realizar patrones intermedios y avanzados a su debido tiempo, pero por ahora tómate tu tiempo y disfruta aprendiendo y practicando.

9 No leer el patrón antes de comenzar

Un nuevo patrón es emocionante y seguro que estás ansioso por comenzar.

Pero… ¡detente! Ahora sigue los pasos a continuación:

  1. Tómate tu tiempo para leer el patrón y comprender los términos e instrucciones.
  2. Consulta la sección de Notas para ver si el diseñador da algunos consejos sobre cómo trabajar el patrón y si hay puntos especiales.
  3. Si te encuentras con puntadas o técnicas con las que no estás familiarizado y no hay instrucciones sobre ellas en el patrón, busca tutoriales y practica antes de comenzar a tejer tu labor.

Si lees y te familiarizas con el patrón antes de comenzar, será mucho más fácil trabajar el proyecto y conseguir el resultado esperado.

10 No esconder las colas de hilo de forma segura

Me ha pasado a mí.

Después de tejer un kimono, esconder las colas correctamente según mi entender en ese momento (entender errado, como pude comprobar posteriormente), al lavarlo se salieron todas las colas. Incluso algún punto se deshizo y encontré agujeros en su lugar.

¡Ya no me vuelve a pasar!

Cuando vayas a cortar el hilo, deja al menos una cola de 15 centímetros y procede así:

  1. Enhebra una aguja lanera. 
  2. Cose el hilo entre los puntos de crochet a lo largo de unos centímetros. 
  3. Gira la labor y repite el proceso. 

Ahora puedes cortar la cola y no preocuparte de que salga.

Y hasta aquí la lista de los 10 errores más comunes en crochet. Espero que te sirva de ayuda para identificar errores que ya has tenido y ver cómo evitarlos; y también para no cometer errores de primeras, aunque ya lo dice el refrán, que nadie escarmienta en cabeza ajena…. o tú si?

Si te has encontrado con algún otro error que no está recogido en esta lista, o si solucionas tus errores con otras técnicas, cuéntamelo en los comentarios!!!!

Y lo dicho: practica, practica y sigue practicando. Verás como cada vez tus errores son menos y tu acabado más profesional.

lostinyan

All posts

No Comments

Leave a Reply

Acepto la Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sobre mí

Hola! Soy Rocío y voy a compartir contigo  proyectos maravillosos, facilísimos de hacer, para que el ganchillo esté siempre en tu vida, en tu día a día. ¿Te apuntas? ¿Te quedas conmigo? Leer más

Entradas recientes

×